El aprecio en el trabajo: su poder e importancia

El agradecimiento es uno de los principales motivadores de cualquier empleado en su lugar de trabajo. El aprecio impulsa a los empleados a trabajar con sinceridad y a dedicarse más a sus empleadores.

Las investigaciones han demostrado que las palabras de agradecimiento en el lugar de trabajo están directamente relacionadas con la satisfacción laboral y la felicidad en el trabajo.

Los estudios demuestran que más del 70% de los trabajadores admiten que se motivan a trabajar con sinceridad cuando sus autoridades superiores les expresan su aprecio por los esfuerzos que realizan.

¿Qué es el aprecio y por qué es importante?
El aprecio es el reconocimiento de la magnitud, la importancia, el valor o la calidad de las cosas o las personas.

El aprecio es una de las necesidades humanas básicas. Un empleado responde al aprecio que su autoridad superior le expresa reconociendo su buen trabajo porque le confirma positivamente que su trabajo está siendo valorado.

Cuando un empleado y su trabajo son apreciados, su satisfacción y, por tanto, su productividad mejoran. Se motiva para mantener el nivel o para mejorarlo. Las muestras de gratitud y el reconocimiento de los empleados por parte de los empresarios también desempeñan un papel importante en la retención de los trabajadores. Los empleados se apegan a los lugares de trabajo en los que reina un clima ético.

Los programas de recompensa y reconocimiento, así como la apreciación de los empleados, son factores clave para el éxito, incluso en los niveles superiores de gestión. Los trabajadores de una organización siempre deben ser apreciados. En el lugar de trabajo se debe dar siempre una respuesta positiva o un reconocimiento a quienes contribuyen positivamente al éxito de la empresa.

¿Cómo puede un empresario expresar o mostrar su agradecimiento a sus empleados?
El dinero no es la única recompensa que expresa el aprecio. Muchos empleados se sentirían más satisfechos y felices si sus jefes les trataran de forma inesperada con notas de "agradecimiento", regalos, comidas, cenas o aperitivos. A muchos también les encantaría una recompensa como un día de excursión o unas vacaciones patrocinadas por la empresa. Incluso los medios de agradecimiento más económicos son suficientes para expresar que los empleados son valorados.

Los medios de apreciación sin coste podrían ser:

Agradecer al empleado por su nombre
Implicar al trabajador en los procedimientos de toma de decisiones
Indicar en particular el rasgo o el trabajo que se aprecia
Ofrecer oportunidades profesionales lucrativas
Mantener los activos más valiosos por la revalorización, no por la compensación:
La remuneración es menos importante que el aprecio:
Los estudios demuestran que la mayoría de los empleados dejan su trabajo por falta de reconocimiento y aprecio. La remuneración o el salario suelen ser el factor menos importante.

Así, es posible que un empresario cree y mantenga un lugar de trabajo en el que los trabajadores se sientan valorados, apreciados y reconocidos. Porque la importancia del aprecio es mayor que la compensación. La rentabilidad crecerá automáticamente.

Una cultura del aprecio hace que los empleados hagan más:
Los empleados apreciados valoran sus organizaciones haciendo más, permaneciendo más tiempo, ayudándose mutuamente a hacer más, y contribuyendo así al desarrollo y crecimiento general de su organización.

Los empleados que componen una plantilla deberían ser los activos más valorados de una empresa y el dinero, el poder y la posición sólo deberían ser pequeñas partes de la ecuación cuando el objetivo es cuidar estos activos.

Una cultura de aprecio contribuye a una cultura de pasión, poder y rentabilidad, ya que los empleados saben que son importantes. El aprecio constituye la vitalidad de una relación y una relación vital es lo que produce lo mejor que una empresa puede ofrecer.

Todo el mundo necesita saber que es importante:
Todo ser humano necesita saber que es importante para los demás. Aunque no se diga a menudo, las personas necesitan que se las valore, que se piense en ellas y que se las tenga en cuenta. Esta necesidad es presente y constante. El aprecio o el reconocimiento carecen de sentido si se ofrecen demasiado tarde.

No basta con sentir aprecio. Un empresario debe expresar y hablar de agradecimiento a sus valiosos empleados. Los empresarios, los líderes, los directivos y las empresas que quieren que la gente trabaje para ellos deben comprender la importancia del aprecio en el lugar de trabajo.

¿Cómo se mantienen unidas las grandes empresas?
El agradecimiento es uno de los valores fundamentales que mantienen unidas a las empresas duraderas y de éxito. Es un valor que ayuda a una empresa a crecer y ser poderosa.

Reglas de apreciación de los empleados en el trabajo :
Los empleados deben ser tratados como si fueran los activos más valiosos de la empresa. Una mera expresión verbal es insuficiente.
La comunicación debe ser clara, transparente y regular. Cuando se comparte información vital con los empleados, éstos pueden participar con compromiso asumiendo más responsabilidades. Si cada empleado o miembro del equipo es consciente de la dirección hacia la que se dirige un departamento o una empresa, es capaz de ayudar a la empresa a conseguirlo.
Un empresario obtiene lo que recompensa. Un empresario debe formular programas de recompensa que influyan positivamente en los empleados para que aumenten su potencial como trabajadores poderosos y miembros comprometidos del equipo. La empresa debe reconocer siempre los esfuerzos de sus trabajadores y ofrecerles las recompensas adecuadas.
El empresario debe escuchar a todo el mundo en su empresa. Deben crearse programas activos de sugerencias. Estos programas animan a los empleados a compartir sus experiencias e ideas, independientemente de que estas sugerencias tengan un impacto pequeño o grande en la empresa y sus clientes. Hay que hacer preguntas a los empleados y animarles a que ofrezcan sus opiniones. Hay que animar a los trabajadores de todos los niveles a conectar con la alta dirección, ya que esta capacidad no tiene precio. Los empleados de todos los niveles deben tener la oportunidad y la libertad de expresar sus sugerencias y decepciones de forma constructiva y regular.
Una vez que el empresario descubre a un empleado haciendo algo bueno, debe elogiar el buen acto tantas veces como sea posible.
El empresario o la dirección deben prestar mucha atención al entorno de trabajo de sus empleados, asegurándose de que éstos disponen de buenas condiciones de trabajo, equipamiento y mobiliario.
Los éxitos deben celebrarse con generosidad. Debe fijarse un tiempo a intervalos regulares durante el año y al finalizar un proyecto o un día difícil para celebrar el éxito de un equipo o departamento. Hay que ofrecer un reconocimiento y expresar la gratitud por el gran trabajo realizado por los empleados competentes. Hay que aprender y revisar los secretos de sus éxitos y las lecciones de sus decepciones.
Hay que animar a los directivos a que trabajen para sus empleados y sean el tipo de líderes para los que los empleados adoran trabajar. Un directivo capaz es aquel que se compromete a desarrollar a los miembros de su equipo tanto profesional como personalmente.
Hay que animar a los empleados a divertirse. Deben organizarse o fomentarse actividades de grupo, como eventos culturales y deportivos. Los empleados pueden recibir interesantes certificados de excelencia que reconozcan los logros individuales. Los juegos y las golosinas que se conceden de vez en cuando pueden hacer que el trabajo sea divertido.
Los empresarios deben recordar que los empleados necesitan ser valorados igual que los clientes. Hacer que un empleado reciba elogios puede superar sus expectativas, sorprenderle gratamente y sacar lo mejor de él.
Tratar bien a los empleados y apreciarlos:
Los empresarios que quieran hacer crecer su negocio van a necesitar empleados eficientes y entusiastas. Los que necesitan empleados entusiastas deben tratar bien a los trabajadores.
El propietario de una empresa gasta una gran cantidad de dinero y tiempo en encontrar y formar a miembros eficientes del equipo.

Desgraciadamente, esa inversión se desperdicia con frecuencia, ya que la mayoría de los propietarios no expresan su agradecimiento lo suficiente. Según los estudios, la falta de aprecio suficiente es la principal razón por la que los empleados abandonan el trabajo.

Independientemente del salario, la estructura de las primas o los beneficios, la simple sensación de que el trabajo duro no se aprecia o no se reconoce lleva a los empleados a dejar su trabajo.

¿Es sencillo el agradecimiento?
Quien piense que el agradecimiento es sencillo, se equivoca. Expresar el agradecimiento, así como recibirlo, es un reto.

Aprender la habilidad del aprecio:
Utilice todos los ámbitos de apreciación:
Expresar y recibir suficiente agradecimiento en el trabajo es una habilidad esencial que la mayoría de los empleados y directivos deberían ejercitar con más frecuencia de la que ya lo hacen.

Afortunadamente, la oportunidad de apreciar siempre está presente. Siempre que un empleado haga algo digno de elogio, dígale lo mucho que se le aprecia.

Sea genuino y personal:
Al agradecer, hay que ser genuino, específico y entusiasta. Además, la gratitud y el aprecio deben entregarse personalmente. En lugar de enviar un correo electrónico diciendo "¡Bien hecho!", el directivo debe ir personalmente a ver al empleado que lo merece y expresarle con detalle lo que le ha gustado, cuánto le ha gustado y por qué le ha gustado.

Este agradecimiento no sólo debería motivar a ese empleado a continuar con su buen trabajo, sino que también mejorará su productividad general.

El aprecio no se puede fingir y nunca se debe apreciar la mediocridad. Esto devalúa la apreciación y hace que los intentos de apreciación del empresario carezcan de sentido y sean inútiles.

Haz un ejercicio:
El agradecimiento es un ejercicio que hay que practicar. Se puede organizar un programa de intercambio de agradecimiento entre los miembros del equipo. En este programa, cada miembro vendría preparado con mensajes específicos de agradecimiento. Este tipo de ejercicios fomenta la moral y motiva a los empleados a trabajar para recibir el agradecimiento.

Rectificar positivamente:
Otra técnica que refuerza el sentimiento de aprecio es modificar la forma de corregir o rectificar a un miembro del equipo. Nunca debe pronunciarse nada ofensivo. Por el contrario, se debe iniciar una conversación con un comentario positivo y luego expresar el asunto en cuestión.

Un comentario positivo nunca debe ir seguido de un "pero", ya que esta palabra disminuye el cumplido original. Un "pero" debe sustituirse siempre por un "y". Esto permite a los empleados disfrutar del sentimiento positivo y no desmotivarse con lo que viene después del "pero".

¿Existe algo llamado "sobrevaloración"?
¿Puede haber un exceso de apreciación?

¿Puede el exceso de apreciación conducir a la complacencia?

La respuesta es "No". Nadie deja de hacer aquello por lo que se le elogia. El comportamiento o el trabajo que se aprecia se mantiene y los receptores de los elogios también se centran en mejorar. No puede haber nada parecido a un aprecio suficiente o excesivo.

Además, un empresario o un directivo tiene la oportunidad de influir positivamente en la mente y la vida de alguien.

El agradecimiento fortalece las relaciones con los empleados:
Todos los empleados recuerdan cada vez que han sido reconocidos en su lugar de trabajo. Tanto si se trata de un simple "buen trabajo" como de una cena, a todos los trabajadores les gusta que los aprecien y los valoren.

El agradecimiento es esencial para la retención, la motivación y el compromiso de los empleados. El agradecimiento y el reconocimiento de los empleados también pueden crear una cultura empresarial especial que fortalezca las relaciones entre los empleados.

¿Cómo afecta la gratitud y el aprecio en el trabajo a los efectos positivos? ¿Cómo afecta el agradecimiento a la psicología de los empleados?
Se han realizado numerosos estudios sobre la relación entre el compromiso laboral y la gratitud.

Un mensaje de gratitud y una palabra de reconocimiento impulsan a los trabajadores a estar más comprometidos, ser más productivos y tener más éxito. La razón por la que los empleados actúan así sólo puede explicarse analizando las funciones del cerebro humano.

¿Por qué el rendimiento en el trabajo mejora con el agradecimiento?
La apreciación afecta al cerebro humano:
Hay ciertas áreas del cerebro humano que se ven afectadas positivamente por el agradecimiento y la apreciación. El hipotálamo, que controla las funciones corporales fundamentales como el sueño y la alimentación, y la dopamina, que es el neurotransmisor de la recompensa, se ven influidos en gran medida por los sentimientos de agradecimiento. La gratitud puede tener un fuerte efecto en la mente y la vida de una persona, ya que involucra a su cerebro en un ciclo positivo.

Además, estos potenciadores del cerebro pueden tener una poderosa influencia positiva en el lugar de trabajo y en el equilibrio entre la vida laboral y personal de un empleado. Una persona apreciada está menos estresada y tiene mejores hábitos de sueño.

El aprecio y la gratitud aumentan el metabolismo y mejoran el bienestar general del receptor. Esto influye directamente en la interacción de los empleados y en los resultados del trabajo. El agradecimiento a los empleados no solo aumenta el compromiso y el rendimiento, sino que también mejora la salud y el bienestar de los empleados.

El aprecio mejora las interacciones sociales:
Además, expresar la gratitud o el aprecio hacia los compañeros crea una mejora de las interacciones sociales. Al introducir el agradecimiento en la cultura de una empresa, los empleados están más dispuestos a compartir sus sentimientos positivos con los demás, lo que puede incluir la ayuda a los compañeros en un proyecto o el reconocimiento y la atención a los que se han esforzado más.

Los mayores efectos psicológicos de la gratitud y el aprecio son las emociones positivas, como la felicidad, que se sienten inmediatamente cuando se recibe un elogio. El agradecimiento crea una mejor autoestima, recuerdos alegres y buenos sentimientos. Hace que el empleado se sienta más optimista y más relajado.

Las emociones positivas crean unidad:
Todas estas emociones positivas crean una actitud de unión y un ambiente de ánimo en el lugar de trabajo, que posteriormente hace que la organización tenga éxito.

Además, el efecto de la dopamina fomenta un ciclo constante de agradecimiento, si todos participan de buen grado. Estas emociones crean unidad y sacan lo mejor de los empleados.

Conclusión:
Un empleador, líder o gerente, al comprender la importancia de la gratitud y el aprecio y su impacto directo en el lugar de trabajo, debe formular un plan de apreciación positiva que se ajuste a los valores, la cultura y la misión de la empresa y que comprometa y beneficie a todos los empleados.

El agradecimiento en el lugar de trabajo se supone que es un reconocimiento oportuno, formal o informal del esfuerzo, el comportamiento o la productividad de un empleado que ha apoyado los objetivos de la organización y ha sido sobresaliente.

Dejar una respuesta

Su dirección de correo electrónico no se publicará.